El anuncio de la abdicación del rey ha llegado de golpe, pero el camino del príncipe Felipe para heredar la corona viene de lejos. En septiembre de 1980, cuando el heredero tenía sólo doce años, se constituyó la Fundación Príncipe de Asturias (FPdA). En 2009 se sumó a la lista a Fundació Príncep de Girona (FPdG). Aunque la red de relaciones no es -aún- tan extensa como la de su padre, presidente de honor de decenas de entidades, estas fundaciones han ido formando alrededor de la figura del Príncipe de Asturias un núcleo de empresarios que se reúnen con el heredero, previo pago de su cuota, de forma regular.

Son patronos de ambas fundaciones, Asturias y Girona, los tres banqueros más importantes del país: Francisco González (BBVA), Emilio Botín (Banco Santander) e Isidre Fainé (Caixabank), aunque este último está representado en la FPdG por su hijo Javier. También repiten en ambos patronatos Isak Andic (Mango), Isidoro Álvarez (El Corte Inglés), Antonio Brufau (Repsol), José Manuel Entrecanales (Acciona), César Alierta (Telefónica), Borja Prado (Endesa) y Juan Miguel Villar Mir (OHL), cuyo aprecio real pasa de padre a hijo. Juan Abelló, una de las mayores fortunas de España, es patrono de la FPdA, pero ha cedido el puesto en Girona a su hijo Claudio. 

Todos ellos consiguen un asiento gracias a sus donaciones en forma de cuota, cuya cuantía no es pública, a estas fundaciones. En 2012 -el último año del que se publicaron las cuentas- la Fundación Príncipe de Asturias tuvo ingresos por valor de 5,7 millones. El 63%, más de tres millones y medio, llegó esas donaciones privadas. El 18% fueron subvenciones públicas (ayuntamientos de Asturias, comunidad autónoma y Gobierno) y el resto, un 19%, rentas del patrimonio. 

Pagan su cuota en Asturias, además de todos los hombres citados, Alicia Koplowitz y su sobrina, Esther Alcocer; además de Florentino Pérez (ACS, Real Madrid) e Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola). Francisco Álvarez-Cascos es miembro de honor. En Girona, José Manuel Lara (Planeta), Carlos de Godó (hijo del conde y consejero delegado del grupo), Salvador Alemany (Abertis), Javier Monzón (Indra) y Manuel Marin, expresidente del Congreso ahora en representación de Iberdrola, se suman a la lista de patronos

Hace sólo unos meses, en febrero, fue el invitado de honor de una de las reuniones del Foro Puente Aéreo, una especie de club a puerta cerrada que aglutina a los empresarios más importantes de Madrid y Barcelona. Además, desde 2001 espresidente de honor del Real Instituto Elcano ​Todos estos contactos son la base creada durante estos años, que se nutriría con la herencia que lleva aparejada el trono.