Los vínculos de Pedro Morenés con empresas armamentísticas y de seguridad fuerzan al Ministro de Defensa a abstenerse en la negociación de las futuras fragatas españolas del programa F-110. Morenés, que fue director general de MBDA España y presidente de Segur Ibérica hasta finales de 2011, fue designado ministro de Defensa en diciembre del mismo año.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprobado la abstención del ministro en un decreto aprobado ayer y publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) . En su lugar, el encargado de presentar la propuesta al Consejo de Ministros será Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Aunque el decreto no aclaraba cuál es la causa de la recusación y si se llevó a cabo previa petición de abstención por parte del ministro, Defensa ha confirmado que ha sido el propio ministro Morenés el que se ha abstenido por sus vínculos con Segur Ibérica y MBDA, empresas que podrían participar en el contrato de orden de participación del programa F-110. En este sentido, la sustitución de Pedro Morenés está contemplada en la Ley reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado, que ordena la abstención del ministro de Defensa por conflicto de intereses personales.

Por su parte, la empresa MBDA desarrolla misiles y sistemas de misiles, aplicables, entre otras, a las armas navales de la Armada española. La armamentística ha ofertado a España su Misil Modular Antiaéreo Común, según Infodefensa.

Tal y como lo recoge el propio texto del decreto publicado en el BOE, la decisión se toma teniendo también en cuenta el artículo 28 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, que establece que son motivos de abstención: el interés personal, como administrador de una sociedad a la que va a afectar la decisión, por ejemplo; haber prestado servicios a esa sociedad; el parentesco; la amistad o enemistad personal manifiesta; y haber intervenido como perito o testigo en procesos anteriores.

En este caso, su relación con MBDA España y con Segur Ibérica sería el causante de la abstención forzosa. Pedro Morenés también ha mantenido relaciones directas con otras empresas del sector de la Defensa como Instalaza hasta septiembre de 2011, poco antes de su nombramiento como ministro, primero directamente como consejero y luego, a través de Boguillas –de la que era administrador único.

La inversión para las fragatas F-110 se autorizó en el Consejo de Ministros del pasado 31 de julio, pero su proceso de adjudicación no está siendo público. Eso sí, sabemos que Indra y la sociedad pública Navantia lideran el proceso, pero no conocemos los detalles de las subcontrataciones y de otras firmas participantes, entre las que se encontraría Segur Ibérica.

La sustitución de Morenés se hace pública solo unos días después de que Ximena Villagrán desvelara, en El Confidencial, que Defensa ha ocultado, en una respuesta parlamentaria, compras a Instalaza por casi 30 millones de euros.