El 10 de mayo de 1997 el príncipe Felipe y la infanta Cristina acudieron a una boda muy sonada en Toledo, la de Pelayo Primo de Rivera e Inés Isabel Entrecanales.

Los apellidos no engañan, ambos son los herederos de dos sagas familiares de renombre. El primero, como descendiente del dictador Miguel Primo de Rivera y de su hijo José Antonio, fundador de Falange; la segunda, de uno de los clanes familiares de constructores más importantes de España.

Además de libro de familia, comparten una SICAV: Kefren. Ella aparece como presidenta y él como consejero, aunque en su perfil de Linkedin se posiciona como Managing Director. La sociedad de inversión no les ha ido nada mal en los últimos años. En 2010 sumaba casi 40 millones y el balance de 2013 ya va casi por los 57 millones y medio. Aunque en la SICAV participan 104 accionistas, el 99,79% de la sociedad está en manos de uno sólo de ellos. ¿Quién será? Esa información no es pública, pero no parece difícil hacerse una idea.

Inés Isabel Entrecanales y Franco es hija de Juan Entrecanales de Azcárate, uno de los hermanos que controlan Acciona. Su hija fue vicepresidenta del Grupo Entrecanales, extinguido en 2011 para dar paso a la nueva sociedad.

Pelayo Primo de Rivera y Oriol, además de presidir una empresa textil, Gocco Confec, es presidente del Club Wharton en España. Además del apellido, heredó de su familia un título nobiliario -es conde del Castillo de la Mota- creado por Francisco Franco para agasajar a la tía abuela de Pelayo, Pilar Primo de Rivera. La hermana de José Antonio Primo de Rivera fue Delegada Nacional de la Sección Femenina durante toda la dictadura franquista. Además del condado a medida, recibió numerosas condecoraciones del dictador.