La influencia de Javier Godó rebasa los límites de Cataluña. El conde de Godó preside uno de los grupos de comunicación más importantes del país, que incluye La Vanguardia, Mundo Deportivo, las emisoras de radio RAC1 y RAC105, la cadena de televisión 8TV e incluso el 18% de las acciones de PRISA Radio, propietaria de la Cadena Ser y los 40 Principales, entre otras.

Además, es consejero de Caixabank y uno de los imprescindibles en reuniones de alto nivel de la economía española como las que celebra el foro Puente Aéreo, un lobby empresarial que reúne, cada cierto tiempo, a los empresarios más importantes de Madrid y Barcelona. De hecho, ha ejercido de anfitrión de esos encuentros a puerta cerrada, al menos, en dos ocasiones, en las que la jet set empresarial recibió a Rajoy y al príncipe Felipe. Lo que pasa en esos encuentros no es público, pero al menos podemos conocer a sus participantes a través de los posados de grupo que publica La Vanguardia. En cambio, de la reunión secreta que tanto él como Isidre Fainé, presidente de Caixabank, mantuvieron en Moncloa con Rajoy en abril de 2013 no sabemos absolutamente nada.

Javier Godó es miembro de los patronatos de la fundación del MACBA (Museu d'Art Contemporani de Barcelona) y la Universitat Ramón Llull, pero centra sus labores filantrópicas y de relaciones de alto nivel en su propia asociación, de la que es vicepresidente. La fundación Conde de Barcelona fue creada en 1986 en honor al rey Juan Carlos, que la preside y cuyo título nobiliario da nombre a la institución. En 2008, el monarca devolvió el favor a Godó concediéndole la grandeza de España, a sumar al condado heredado de su padre.

Junto a ellos, en el patronato, encontramos a importantes personalidades de la economía española, como Alfredo Sáenz, ex consejero delegado del Santander y protagonista de uno de los indultos más sonados de la historia de España. La alta burguesía está representada por el resto de sus miembros: Fernando Almansa, que fue jefe de la Casa Real y ahora es consejero personal del rey y vizcondeJosep Caminal, exdirector del Liceu; Carlos Montoliu, barón de Albí y gobernador civil de Guadalajara durante el franquismo; Carlos Zurita, cuñado del rey; y Josep Vilarasau, director y presidente de La Caixa durante 20 años.

Completa el patronato Leopoldo Rodés, que lo tiene todo para no perderse ni uno de los grandes eventos de Cataluña: fundador del Instituto de la Empresa Familiar, impulsor de los Juegos Olímpicos de Barcelona, Creu de Sant Jordi, patrono de las dos fundaciones del príncipe (Girona y Asturias), vicepresidente del RACC, patrono del Liceu... Además, presidió la agencia de publicidad Media Planning y la Mutua Asepeyo.

El grupo de comunicación con más subvenciones de Cataluña

En 2013, el Grupo Godó se llevó casi un millón de euros sólo en subvenciones estructurales, para el funcionamiento ordinario de La Vanguardia, RAC1 y RAC105. Queda pendiente por conocer la otra pata de las subvenciones de la Generalitat a los medios del año pasado, las ayudas a proyectos. Los que sí se han publicado son los datos totales de 2012. Entre las dos convocatorias, estructurales y por proyectos (radio, televisión, medios online y prensa), el Grupo Godó sumó un total de 1,46 millones de euros.

A todas estas ayudas hay que añadir los 5,5 millones que se aprobaron en 2011 para que la planta de impresión de La Vanguardia pudiera acoger la edición en catalán. Esta subvención se pagó en tres anualidades: 2,3 millones en 2011, lo mismo en 2012 y 900.000 euros en 2013. La aritmética coloca al grupo del conde como el más subvencionado de Cataluña.